sábado, 22 de diciembre de 2007

El cocinero de Nochebuena



Esta es la historia de un cocinero que debía preparar una sabrosa cena de Nochebuena. Había trabajado tanto durante los meses precedentes que se vio abandonado por la inspiración, precisamente en la época más importante del año. Pasaba el día pensando e ideando menús navide
ños, sin que ninguno de ellos lograra satisfacerle. Así llegó la víspera de Navidad y él seguía huérfano de ideas.
Tan cansado estaba que le pudo el sueño y se quedó dormido sobre la mesa de la co
cina, rodeado de libros y cuadernos de recetas. Se vio convertido en Papá Noel con su abultado saco al hombro, y viajando a bordo de un bello trineo que se deslizaba silencioso por la nieve al son de un dulce tintineo de campanillas. Desconocía el lugar al que se dirigía, pero intuía que el trineo conocía su destino. Porque debo decir que el vehículo que le transportaba no era tirado por ciervos ni por renos, sino que únicamente se desplazaba guiado por una fuerza invisible.
Una vez finalizado el viaje, el trineo se detuvo ante una rústica casita en el bosque, de cuya chimenea escapaba un inmaculado y cálido humo blanco. Lla
mó a la puerta y ésta se abrió al instante, sin que nadie apareciera tras ella. Entró en la casa y halló un bello salón decorado con toques navideños que provocó en él una profunda y hogareña sensación. Un pequeño abeto le hacía guiños junto a la chimenea encendida, cuyos troncos crepitaban e iluminaban la estancia con sus llamas, y de la que colgaban unos calcetines de bellos colores, esperando ser llenados de regalos. En el centro de la estancia, una acogedora mesa, bellamente dispuesta y con las velas encendidas, esperaba ser cubierta de manjares. No había nadie a su alrededor, y sin embargo se sentía acompañado por presencias invisibles que él percibía, aún sin verlas. Depositó el saco en el suelo y se dispuso a abrirlo. Desconocía lo que podía albergar y por un momento sintió que su corazón latía con más fuerza. Se sentó en una mullida butaca junto a la chimenea y con manos temblorosas empezó a extraer el contenido.
Lo primero que apareció fue una bella sopera con una reconfortante Sopa de Crema, hech
a con una gallina entera, aderezada con unos diminutos dados de su pechuga. Levantó la tapa y una oleada de vapor repleto de aromas empañó sus gafas. Después, un dorado y casi líquido Queso Camembert hecho al horno, con aromas de ajo y vino blanco, acompañado de un crujiente pan hizo que su boca se llenara de agua. Hundió la nariz en él y lo depositó sobre la mesa. Su tercer hallazgo fue una Pierna de Cerdo rellena con ciruelas pasas y panceta ahumada que venía acompañada de un sin fin de guarniciones, a cual más apetitosas: cremoso puré de patata aromatizado con aceite de ajo y con mostaza, salsas agridulces y chutneys irresistibles, compota de manzana con vinagre y miel… ¡de ensueño! Dispuso la inmensa fuente en el centro de la mesa y aspiró los intensos aromas que aquella sinfonía de contrastes culinarios le ofrecía. En un rincón del salón, reparó en una mesita auxiliar dispuesta para los postres y allí colocó un crujiente Strudel de Manzana y nueces y una espectacular Anguila de Mazapán, una dulcera de cristal que albergaba una deliciosa Compota de Navidad al Oporto y un insólito Helado de Polvorones. Apenas podía creer lo que estaba sucediendo, se sentía embargado por la emoción. El menú tocaba a su fin y comprendió que era hora de abandonar aquella cálida casita, para dejar que sus moradores disfrutaran en la intimidad de las exquisitas viandas que había traído en su saco. Pensó que los manjares se enfriarían si no lo hacía pronto, pero comprendió que el calor, material y espiritual, que invadía todos y cada uno de los rincones de la estancia se encargaría de mantenerlos a la temperatura adecuada.
Como toque final a su visita, llenó los calcetines de la chimenea con figuritas de mazapán, polvorones y turrones, que sin duda harían las delicias de los niños… y de los menos niños. Le despertó el borboteo de un caldo que había dejado en el fuego y que amenazaba con desbordar el puchero. Era ya de madrugada, pero aún tenía tiempo de ponerse manos a la obra y elaborar el menú de la casita del bosque. La fuerza invisible que guiaba el trineo no era otra cosa que el amor que el cocinero sentía por el mundo de la cocina.

www.afuegolento.com
"Cuento de Navidad".
Tatiana Suárez.








GRACIAS AMIGA ROSE POR ESTE MIMO!!!


23 comentarios:

graciela dijo...

Hola Patry! Qué hermoso cuento. Qué
pases felices fiestas junto a tus seres queridos y que se te cumplan todos tus deseos, son mis sinceros deseos de todo corazón. Gracias por
bridarme tu linda amistad. Te dejo un beso y un abrazo de oso.

DaLis dijo...

Que lindo tu cuento!!!!! espero que en tu casa haya esa calidez y que la vida te de muchos regalos...tu te lo mereces!!!!te deseo que todos tus deseos se cumplan...es más te deseo lo mejor del mundo, muchaaaa pero muchaaa salud!!!!pasa por mi blog monte el post que te dije!!!un beso

Gaby A. dijo...

Querida amiga, que cuento mas hermoso, gracias por compartirlo. Te envié algo hace días a tu mail, puede que esté en correos no deseados o algo así decía cuando la mandé, si tienes oportunidad chécalo por favor.
Un beso en vísperas de Navidad.

Té la mà Maria - Reus dijo...

Sabias que el Papa Noel de la actualidad és un invento de la Coca Cola, antes vestia de negro o de obispo, cosas del capitalismo,
de todas formas una muy bella historia, como todo lo que tu haces

besos

lola dijo...

Hola, creía que te había dejado un comentario en el post anterior.
Te deseo unas felices fiestas y un buen año 2008, gracias por haber participado en el sorteo, espero que para el próximo también te animes, será dentro de unos meses. Shelly este mes está de descanso del programa de los cuadritos, considera que l@s colaboradores se merecen un descanso. Tiene muchos paquetes aún sin abrir, y creo que ya casi ha conseguido la cifra que pedía. Gracias a todas las personas que han colaborado.
Saludos afectuosos.

DumuziBebe dijo...

Hola Patri
¿como estas?? nosotros muy bien.
Con lo del cocinero.......me quedo si o si con los calcetines, jijiji.
Besitos y muchas felicidades, por si no nos vemos antes.
Marcela.

Tawaki dijo...

Las cosas hechas con cariño son mejores. Y si hablamos de cocina...

Bonito cuento.

Abrazos,

Yennys dijo...

Precioso cuento brisa, que tengas una feliz navidad al lado de los tuyos, te deseo mucha paz, uniòn, amor, salud, prosperidad, que todo en tu vida sea dicha felicidad.
TE DESEO TODO LO BUENO Y BELLO DEL MUNDO......CON TODO CARIÑO...YENNYS

María Rosa dijo...

Brisa: quería agradecerte por visitar mi incipiente blog y felicitarte por el tuyo, realmente me asombra tu originalidad y encuentro tan interesantes cada una de tus entradas, que no sabría cuál destacar. Deseo que pases unas Fiestas agradables junto a tus seres queridos y que el año que se aproxima te depare cosas buenas.
Un abrazo. María Rosa

Evan dijo...

Que ternurita de cuento, Patry!!

De corazón, te deseo lo mejor para el próximo año, mucha unión familiar, salud y amor...

Me encantó haberte encontrado entre mate y mate en el ciberespacio!

Un beso, para vos y tu flía!

Dulce dijo...

Brisa,não tenho tempo para ler o teu cozinheiro, só para deixar um beijinho muito grandeeeeeeeeeeeeee.
Vou jantar fora e fotografar Lisboa que ainda não fiz. Depois mostro.
Besitos

Day dijo...

Que agradable lectura bonita y apetitosa...Ummm..

..cuando iba por la parte de "sopa de crema" he tenido que hacer una pausita ja ja tengo un poquito de mal estar de gripe y empecé a soñar con ella ja,ja
..

Felices fiestas mi querida brisa..

DaLis dijo...

Hola amiga!!! dejame decirte que mi hermano el que esta amarrando las hallacas no es el que me ayuda con la bisuteria...ese es el que va visitar tu tierra...luego te muestro al otro!!!! un beso!!!!

BlueberryGirl dijo...

Hola Brisa!!! Me ha encantado muchísimo este cuento, casi, casi, me parecía estar en aquella casita del bosque.

Muchísimos besos y gracias por todos tus cariños.

Un abrazo grandote para tí!!!

Emilia L. dijo...

Querida Patricia, eres genial con todo lo que pones en tu blog, pero si alguien estaba como el cocinero, sin idea para la cena de Navidad, se lo has facilitado.
Te deseo una Feliz Nochebuena con tu familia, y cuidado con lo que se come... luego vienen las indigestiones.
Un gran abrazo, con el cariño que te mereces,
Emilia

Rosamary dijo...

Hola, mi querida amiga Patry!!!

Es encantadora la historia de este cocinero!!!, sabes, yo suelo interpretar casi todos mis sueños, porque siempre van relacionados con la mente, con el estado animico o con una premonición, me gusta leer su significado en tres libros que tengo de los sueños,me ayudan bastante a guiarme un poco en la vida, me fascina el mundo de los sueños,por eso este cuento me ha gustado mucho.
Deseo que pases una feliz navidad en compañia de tus seres queridos.
Muchos abrazos para ti, eres la mejor.

MAMILOCA dijo...

Holita.
Buenas. ¿Como encuentras siempre el texto adecuado en cada ocasion? cadadia cuando entro en el blog me dejas sorprendida (Aunque no deje comentario) y cada vez mas gratamente.
El calor de esa casita es el mismo que el de la tuya.
Feliz Navidad, y qe Papa Noel, San Nicolas, Santa Claus,o el Viejito Pascuero o mejor aun "El Niño Jesús" te dejen lo mejor para el año que viene.
Un gran abrazo desde España
Monse.

MAMILOCA dijo...

Holita.
Buenas. ¿Como encuentras siempre el texto adecuado en cada ocasion? cadadia cuando entro en el blog me dejas sorprendida (Aunque no deje comentario) y cada vez mas gratamente.
El calor de esa casita es el mismo que el de la tuya.
Feliz Navidad, y qe Papa Noel, San Nicolas, Santa Claus,o el Viejito Pascuero o mejor aun "El Niño Jesús" te dejen lo mejor para el año que viene.
Un gran abrazo desde España
Monse.

Mirian dijo...

Oi Paty!
Vim desejar um Feliz Natal !!!!E Feliz Ano Novo!
Bjosssssssssssssss

Mariebelle Nydia dijo...

Muy linda historia como todo lo que publicas mi querida amiga.
Así que no queda más que darte un enorme abrazo de oso, un beso muy cariñoso que sigas siendo la hermosa persona, amiga, madre, esposa y lo que venga, para que esta vida siga teniendo una linda BRISA DE AMOR.

zita dijo...

hola patry
mmmmmm como siempre tu dando una brisa de amor a quien lee el maravilloso cuento, que nos transporta a la casita y persive hasta el olor de la comida que prepara el cocinero.
Para ti y tu familia, mucha armonia,union, amor del bueno.y gracias por el lindo regalo(cuento).
FELIZ NAVIDAD

zita dijo...

Brisita, yo otra vez , corre la voz entre tus amigas,no se olviden que el 24 en la noche nacera el hijo de DIOS.
CHAO

Montserrat dijo...

Querida Patry!

Que bonito el cuento del cocinero, muy tierno para estos días familiares de comidas y complicidad.

Me ha hecho mucha ilusión la postal tan original que me has enviado. Muchas gracias.

Feliz Navidad! Que tus deseos se cumplan.

Un abrazo de oso desde Barcelona.