sábado, 5 de enero de 2008

Los Reyes Magos son de verdad-(cuento para padres)

r

Apenas su padre se había sentado, al llegar a casa, dispuesto a escuchar, como todos los días, lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, ésta en voz baja, como con miedo, le dijo:
- ¿Papa?
- Sí, hija, cuéntame.
- Oye, quiero... que me digas la verdad.
- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido-.
- Es que... -titubeó Cristina-.
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?
El padre de Cristina se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.
- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Cristina le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
- ¿Y tú qué crees, hija?
- Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Cristina-.
- Entonces no lo entiendo, papá.
- Siéntate, cariño, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.
Cristina se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:
Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarlo. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo: - ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían. - ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó: - Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito... Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal: - Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños? - ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos. - No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo. - ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración-. - Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios. - Sí, claro, eso es fundamental - asintieron los tres Reyes-. - Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños? - Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres-. - Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres? Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír: - Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, Yo ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.
Cuando el padre de Cristina hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:
- Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.
Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano, mientras decía:
- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.
Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.




Me llego mi regalo de Reyes por medio de Mariebelle del blog Arcangel!!!
Gracias por este gesto tan hermoso de nuestra amistad!!!



Photobucket

24 comentarios:

Carlos dijo...

Anécdota totalmente ingeniosa para no dejar morir la ilusión y la sonrisa de un niño.

La tendré en cuenta para cuando me toque jajaja

Besos Patry.

Carlos dijo...

...gracias amiga, también estás linkeada entre nuestros VIP's ;)

Dulce dijo...

Como hoje se celebra o dia de Reis, eis que história mais linda li ao acordar. Também eu sempre quis acreditar que não eram os Pais a darem os presentes. Alimentei este sonho até aos 10 anos e todos contribuíam para isso. Hoje já não é assim e as crianças deixam de acreditar nesse sonho muito cedo, que pena! Cá em casa ainda fazemos essa magia, porque todos gostamos.

Um Feliz Domingo

Beijinhos

SILVIA dijo...

hola ¿como andas? estaba recorriendo los blog como hago de costumbre y me encontre con el tuyo y la verdad que tu historia me vino barbara , te cuento tengo un nene de 9 años y esta con el dilema de que cree y no, a raiz de eso le agarro un tic nervioso cierra los ojos cada rato porque se pone nervioso ¡¡mi bebe¡ esta creciendo y eso le cuesta, le voy a contar esta historia que es muy dulce para que no pierda la magia de las fiestas muchos cariños silvia
PD:espero tu visita en mi blog
http://silvianuncaestardeparaempezar.blogspot.com/

Evan dijo...

Que ternura Patry!

Que linda manera de hacer entender a un chiquito la existencia y no existencia de los reyes.

Un beso enorme amiga! :)

BlueberryGirl dijo...

Hola Brisa!!! Que bonita y tierna historia para los niños y los papás, para que sigan disfrutando de la magia de los Reyes Magos.

Muchos besos para tí!!!

Regina Celia dijo...

Olá amiga.
Linda a história e linda sua fat bag,parabéns!Obrigada pela visita e uma ótima semana pra vc.Feliz 2008 pra vc e sua família!BJs.

Rosamary dijo...

Hola, Patry!!!

Que historia tan bonita!!!, de verdad,me ha gustado mucho leerla, pues resuelve muy bien, las preguntas de nuestros hijos, que en su dia no sabíamos que contestarles!!!. Mis niños ya saben quien son los reyes en casa, (a la hora de preferencias ellos)!!!,en serio, ayer fuimos a la cavalgata y recogimos caramelos y aunque ya saben todo, la magia sigue en nuestros corazones.
Muchos besos para ti.

Gaby A. dijo...

¡Que tremenda y dulce historia! Me ha tocado profundamente, gracias Patry. Seguro los Reyes pararon por tu casa y dejaron tremendos regalos ¿verdad?

Muy linda tu cartera, luciras bellísima.

Un abrazo y muchos besitos.

BlueberryGirl dijo...

Hola Brisa!!! Te pido mil perdones, sí, me llegó tu link, pero con tanta fiesta se me fué el santo al cielo. Y estos últimos días he estado trabajando en el blog de Tarta. Lo sieeeeento!!!

¡¡Me encantaron los dibujitos!!!, voy a poner el link en el blog de tarta, para quién los quiera dibujar.

Un beso muy grande guapa!!!

isol dijo...

Gracias,Brisa,mi hijo comenzó a hacer preguntas y pronto lo sabrá entonces le leeré lo que escribiste,te gradezco,mucho.QUE LOS Reyes te traigan un cofre lleno de risas,una valija cargada de amor,una caja llena de dulces recuerdos y muchos nuevos y bellos proyectos.

isol dijo...

Gracias,Brisa,mi hijo comenzó a hacer preguntas y pronto lo sabrá entonces le leeré lo que escribiste,te gradezco,mucho.QUE LOS Reyes te traigan un cofre lleno de risas,una valija cargada de amor,una caja llena de dulces recuerdos y muchos nuevos y bellos proyectos.

Anónimo dijo...

Patry,que linda historia!!!!
Cuando mi niña comience con las preguntas sore los reyes ya se que responderle.
Gracias!!!
Bechos
Jorgelina

DaLis dijo...

Hola Amiga!!!!linda historia y ayuda en el dilema!!!!!!me encanto el bolso que tejiste esta precioso!!!!!!
Bueno amiga!!!deseo que pases un feliz dia de reyes!!! y que cada uno te traiga mucha paz, amor y salud!!!!un beso y un gran abrazo!!!!

Té la mà Maria - Reus dijo...

que bella historia de como se explica a un niño una leyenda

besitos

Emilia L. dijo...

Querida Patricia, como siempre consigues emocionar con tus mensajes, el de los Reyes lo guardaré porque es precioso para cuando llega el momento tan dificil de explicarlo, ahora yá a los nietos en mi caso, hoy ha sido un día maravilloso viendolos a todos reunidos con los juguetes.
Espero que los Reyes Magos te hayan dejado muchos regalos, aunque tenerte como amiga ha sido para mí este año un gran regalo.
Un gran abrazo.
Emilia

Jackie dijo...

Olá!

Vim deixar um beijo e dizer que há um mimo esperando por você no meu blog.

Espero que esteja tudo bem!

Beijo grande,
Jackie ^_^

PIER BIONNIVELLS dijo...

Preciosa. preciosa historia.. A veces es muy dificil explicarles a los pequeñines quien les lleva los regalos,en estas fechas.. cuando son muy pequeños podemos jugar con ellos y entusiasmarlos a participar en esta magia linda que envuelve la navidad.. pero cuando son mayores como lo es cristina, ya no podemos sgeuir engañandolos y no ahi mejor manera que regalarle esta historia tan linda y llena de mucho amor, para que los peques puedan comprender sin ningun tipo de traumas ni llantos que somos los padres los que les damos los regalos..

un abrazo..

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Ahhhhhhh....lo niños...

Pasaron por mi balcón....existen!

;)

Ginny dijo...

Gracias, muy hermosa historia que seguramente se la contaré a mis hijos.

Amiga, te deseo feliz año lleno de bendiciones y que los reyes te colmen de regalos. besos

Montserrat dijo...

Hola Patry!

Que preciosa manera de explicarlo, es tan mágica como su leyenda.

Un beso enorme desde Barcelona.

Noel dijo...

Hola Patricia, llevo varios días intentando escribirte pero me daba error. El cuento es precioso, yo tengo una hija que está justo en esa edad, intento explicarlo que lo importante es la ilusión y hacer feliz al que nos rodea, espero que lo entienda. La reivindicación de los reyes tambien es muy cierta. Besos

Inmapatchwork dijo...

Me encanta tu mensaje
Mi lugar en el mundo... Mi deseo de compartir, construir cada día, completar mi vida y ser feliz.

Si se me cumpliera esto seria completamente feliz ,intento compartir todo lo que se , pero esta vida me ha puesto demasiadas zancadillas, y cada dia las puedo superar menos, en 3 meses operado a mi marido 3 veces y este viernes otra vez al quirofano.
Despues tengo 1 hijo de 23 años y desde hace 7 tiene un tumor cerebral.
La gente que yo creia que era mi familia se ha olvidado de nosotros no quieren saber nada.
Ami hace 31 añosyo tenia 21 años mi padre se fue de un tumor cerebral, saque adelante todos los negocios y a mi familia la pequeña tenia 7 años.
Pero eso les ha dado igual , ahora necesito solo que pregunten por el y ni siquiera lo hacen ,
Solo saben recibir , no saben dar, que pena.
Yo me siento mejor cuando doy que cuando recibo
Pero tambien me gusta que por lo menos la que creia era mi familia me preguntasen por ellos, sabes porque no lo hacen porque saben que me molesta.
Besos, te seguire visitando , tienes frases que hacen pensar
Inmapatchwork

carmen dijo...

Hola Brisa una preciosa historia que hace que la ilusión de los Reyes Magos siga viva en la infancia, consiguiendo también que los padres participen en esa ilusión.


Un beso desde Malaga.